Curriculum

Algunas definiciones sobre curriculum y su campo de acción .

Campo del curriculum

Como afirma Schwab, el campo del currículum está moribundo, requiere nuevos principios, métodos nuevos que se adapten a los nuevos problemas.

El campo del currículum alcanzó esta situación por una errónea confianza en la teoría, adoptó teorías extrañas al campo de la educación y utilizó estas teorías prestadas en una forma teórica, es decir, como principios a partir de los cuales dedujo objetivos y procedimientos correctas para escuelas y aulas. Considera que habrá un renacimiento del campo del currículum.

El campo del currículum afronta una crisis de principios. Su evolución del currículum ha sido teórica y esa inclinación lo ha traicionado.

Consideremos los primeros esfuerzos, que se atribuyen a Herbart. Se adoptó el punto de vista de que los niños adquirían las ideas a partir de las nociones y experiencias de las cosas que habían recibido y que desde ese momento tales ideas le permitían discernir y organizar lo que luego aprendían.

Para esta concepción, el objetivo del currículum era determinar las ideas correctas y establecerle orden en que podían ser aprendidas por los niños según su desarrollo. Se las presentaba en el momento adecuado. Esto es fatalmente teórico y demasiado simple, y en eso se basa la supuesta solución al problema del currículum.

Otro problema es que un currículum basado en una teoría de la personalidad individual que relega a último término a la sociedad es incompleto y doctrinario, pues los individuos son miembros de una sociedad y deben satisfacer sus exigencias en algún grado mínimo, ya que su existencia y prosperidad como individuos dependen del funcionamiento de la sociedad.

De igual manera, un currículum que se basa sólo en un concepto de sociedad es doctrinario e incompleto, porque las sociedades no existen sólo para su propio beneficio, sino también para la prosperidad de sus miembros en tanto individuos.

Un currículum debe tener en cuenta de alguna forma todos estos subasuntos que atañen al hombre. La renovación del campo del currículum exigiría desviar la mayor parte de las energías del método teórico a la modalidad práctica, cuasi práctica y la ecléctica.

Todas las teorías desatienden necesariamente algunos aspectos y facetas de los hechos. El material de la teoría está compuesto por representaciones abstractas o idealizadas de las cosas reales. Pero un currículum en acción trata cosas reales: actos, maestros y alumnos reales. Para que la teoría pueda utilizarse correctamente en la determinación de las prácticas de currículum, se la debe suplementar. La teoría requerirá artes que la conduzcan a su aplicación.

Las artes prácticas comienzan con el requisito de que las instituciones existentes sean preservadas y alteradas gradualmente, no desmanteladas y reemplazadas. Los cambios deben planificarse y articularse de manera tal que el funcionamiento del todo se mantenga coherente e intacto.

El programa tendría que efectuar cambios en pequeña escala, de manera coherente con lo que queda inalterado, lo cual exige que sepamos qué es lo que sucede y ha estado sucediendo en las escuelas.

Lo que necesitamos en una pauta totalmente nueva y extensiva para el estudio empírico de las acciones y reacciones en el aula; un estudio que no sólo sirva de base para estudios teóricos sobre la naturaleza del proceso de enseñanza o aprendizaje, sino para comenzar a ver lo que estamos haciendo y cuál es nuestro objetivo; qué cambios se necesitan, qué cambios necesarios pueden lograrse, con qué costo o ahorros y cómo pueden realizarse con el mínimo desgarramiento de la restante estructura educativa.

Este esfuerzo requerira nuevos mecanismos de investigación empírica, nuevos métodos de información, una nueva clase de investigadores educativos.

Otra diferencia entre los orígenes teórico y práctico del cambio es que la teoría, al interesarse en las cosas nuevas que puede hacer, no se preocupa por los éxitos y fracasos de las realizaciones presentes. Por lo tanto, los fracasos actuales pasan inadvertidos, así como los éxitos del momento.

Modalidad Práctica

se preocupará por diagnosticar los males del currículum.

En la modalidad práctica, su método no es ni deductivo ni inductivo, es DELIBERATIVO, es decir una decisión sobre cómo actuar en una situación concreta. Se ocupa de casos concretos y éstos no pueden resolverse mediante la mera aplicación de un principio.

La deliberación es compleja y ardua, trata los fines y los medios, e intenta identificar, con respecto a ambos, qué hechos pueden ser importantes, sopesa las alternativas y sus costos y consecuencias y elige, no la alternativa correcta sino la mejor.

Una de las actividades involucradas en el método deliberativo es la formación de actitudes nuevas y nuevos medios de comunicación entre los miembros. Para ser efectiva, la deliberación exige considerar una gama de alternativas lo más amplia posible. Cada alternativa ha de observarse desde muchos puntos de vista distintos.

En todos los puntos del currículum se rastrearán las consecuencias y sus ramificaciones. El objetivo no es disolver la especialización o las responsabilidades particulares, sino que a fin de obtener la variedad de puntos de vista que se necesitan se debe fomentar y promover la variedad de intereses, aptitudes y hábitos mentales especializados, que caracterizan la educación.

El objetivo consiste en reunir los miembros de esa variedad a propósito de las problemas del currículum, estableciendo comunicación entre ellos. Pero esto no es suficiente, se deben constituir foros similares con los maestros, supervisores y administradores de las escuelas, supervisores y administradores del sistema escolar, representantes de los maestros, los supervisores y quienes confeccionan los currícula dentro de una asignatura.

Los maestros, los que elaboran los currícula y los otros expertos no sólo aportarán de manera efectiva la experiencia inmediata del aula a la resolución de los problemas del currículum, sino que también acrecentarán la calidad de esa experiencia.

La Modalidad Práctica se caracteriza porque sus resultados son una decisión que selecciona y guía la acción posible. Las decisiones no tienen el carácter de permanencia y verdad confiable. Sólo a través de sus resultados en la práctica es que puede revisarse. Los asuntos que trata la modalidad práctica son siempre objetos concretos y particulares, y susceptibles a las circunstancias, por lo que pueden cambiar inesperadamente.

Los métodos de la modalidad práctica carecen de guía o regla predeterminada.

El problema surge a medida que se van buscando los datos, y la búsqueda de los datos ayuda a delimitar el problema.

Definen al método de la modalidad práctica como DELIBERACIÓN: se deliberan alternativas a seleccionar en función del problema que hay que resolver. Esta deliberación implica una decisión que hay que tomar y llevar a cabo.

Modalidad cuasipráctica

Es la aplicación de la modalidad práctica en contextos mayores. Es intentar trabajar con un grado de generalidad mayor. Es deliberar y establecer principios que sirvan para establecer soluciones posibles para una situación problema más amplia en su grado de generalidad. Establecer principios que no se elaboren como prescripciones rígidas.

Es importante tener en cuenta que las decisiones producto de las deliberaciones se aplican a grupos heterogéneos, por lo que deben considerarse las variaciones posibles y la formulación de las decisiones no deben ser realizadas en forma prescriptiva.

Son principios y sugerencias que por su formulación no deben ser confundidas con directivas para el que las traduce en la acción.

Modalidad ecléctica

Esta aproximación ecléctica implica recurrir a la teoría, no implementar la teoría. Utilizar la teoría según su valor práctico, en relación a una situación problema.

Las teorías, según las entiende Schwab:

  • Se utilizan prácticamente como cuerpos de conocimiento que tienen un valor práctico para los que deliberan, en cuanto a información que ya posee y que no se tiene que ir a averiguar de primera mano.

  • El discurso que la teoría produce puede utilizarse con fines prácticos. Si bien las teorías son incompletas y parciales en su punto de vista debido a su incompletud, las operaciones eclécticas compensas estas dos debilidades de dos maneras: por un lado, ponen en evidencia el carácter fragmentario y particular de cada teoría y hacen resaltar la parcialidad de su punto de vista; y por otro lado, permiten la utilización consecutiva o conjunta de dos o más teorías para resolver problemas prácticos.

Políticas curriculares

A partir de los años 80 y mayoritariamente en los países occidentales, las políticas curriculares que se diseñaron y sostuvieron tienen ciertos rasgos comunes:

  • tendencia a la centralización.
  • Legitimación por vía del conocimiento académico.
  • Formato extensivo.
  • Articulación con las políticas de evaluación de la calidad de la educación.

Älgunas reflexiones

Definición de curriculum

Conjunto de operación que incluyen definición de principios educacionales, selección de medios para concretarlos, formas y criterios de organización de las acciones pedagógicas.

La construcción y diseño del currículum se desarrolla en procesos en momentos que no son lineales: momento analítico, direccional, organizativo y evaluativo.

Momento analítico

Conocimiento del contexto y de las practicas educativas. Se manejan datos, información del contexto y de la institución para identificar las necesidades sociales y de conocimiento, las características socio-culturales del contexto y de las propias prácticas educativas. Este análisis tiene como propósito desarrollar una visión realista de la situación y analizar los problemas, necesidades y recursos para el desarrollo de la propuesta.

  • evaluación de necesidades,

  • contexto de condiciones: alumnos, padres, escuela y media ambiente, así como obstáculos y brechas de capacidad.

  • Recursos: de la escuela: materiales, profesores, alumnos, medio ambiente.

  • Condiciones de realización del proyecto.

Momento direccional

Definición de los principios básicos del proyecto, son acurdos de actuación y de procedimientos.

Estos principios representan para los profesores los criterios y orientación para organizar sus programas y la enseñanza.

Son: principios educativos: las prácticas pedagógicas adoptadas por la propuesta y que a través de ellas se expresan los valores educacionales de la escuela; principios para la selección del contenido de enseñanza: los criterios que deben seguir los profesores para actualizar sus programa de acuerdo con el contexto e intereses de los alumnos y a partir de ahí seleccionar los contenidos; principios para la enseñanza: es el criterio para el trabajo en las aulas, las actividades; principios para evaluar el progreso de los estudiantes: es decir el procedimiento para hacer el análisis de los conocimientos de los alumnos y su capacidad para usarlos en distintas situaciones; principios para evaluar el progreso de los profesores: es decir las formas de analizar las propuestas de programas, iniciativas, intereses y formas de interactuar con los agentes de conocimiento y la comunidad.

Momento organizativo

La selección y organización del contenido de enseñanza, y se debe tener en cuenta la relación entre los contenidos y los principios educacionales del currículum; la relación entre los contenidos y los alumnos y los niveles de escolaridad y capacidades que se van a desarrollar.

Hay diversas maneras de organizar el contenido, según el currículum esté centrado en disciplinas, en el estudiante, en la cultura, en tareas; como así también puede estar centrado en áreas de conocimiento, con ejes de integración, con una secuencia básico con ramificaciones optativas, modular.

Momento evaluativo

El diseño y su desarrollo práctico requieren permanente revisión, evaluación y ajustes.

El diseño se debe concebir como una hipótesis de trabajo acompañada por la deliberación y el análisis.

La evaluación es procesual y se deben elaborar estrategias e instrumentos para recoger observaciones e informaciones así como para analizarlas con la participación de los diversos actores.

Se debe evaluar la coherencia del proyecto, la factibilidad de recursos y la viabilidad, es decir las posibilidades políticas para su desarrollo según la disponibilidad de recursos.

No hay un currículum mejor sino que hay un currículum posible en permanente perfeccionamiento y la evaluación persigue precisamente eso: su perfeccionamiento. Hay que construir el currículum como el escenario real en el que los alumnos y los docentes alcancen un efectivo desarrollo.